Quienes Somos 2

  Somos Miembros de la Iglesia evangélica apóstoles y profetas ef 2:20

Por medio de las sagradas escrituras buscamos llevar una doctrina sana a si como Jesucristo nos en seño  y ser imitador de el apóstol  Pablo, el apóstol pablo nos dio una  enseñanza por  lo mismo nos enfocamos a seguir un fundamento como de los apóstoles

Dios padre escojio profetas en aquellos tiempos para llevar los mensajes al pueblo. después Jesucristo envió a los apóstoles a llevar las buenas nuevas a todo el mundo por lo tanto nuestro fundamento es la de los apóstoles y profetas.

 

Nuestra visión es :

por el mandato de Dios de ser hacedores de La Palabra y no solamente oidores, nos proponemos a trabajar en su Obra; para buscar al pecador, ganarlo y convertirlo en un discípulo del Señor Jesucristo; primeramente a las almas , llevarlas al conocimiento de la verdad y al arrepentimiento, y para que de esa manera obtengan y alcancen la salvación de su alma y espíritu; salvación que El Señor, ha prometido.Como Miembros de la Iglesia Evangélica Apóstoles y Profetas ef. 2:20 , tenemos una gran participación en alcanzar y lograr este mandamiento; si sobre todo nos proponemos trabajar como hermanos y que somos del cuerpo de Cristo.Pero también necesitamos, conocer la nueva visión o dirección de la iglesia; así como las metodologías correctas a nuestro tiempo, para ser efectivos. Crear los mecanismos para la evangelización , que nos ayuden a alcanzar las metas, posible, que nos faciliten e impulsar a cualquier plan para el evangelismo y llevar la palabra a todo el mundo ; por medio de este medio llevar un aliento a todas aquellas almas necesitadasNo olvidemos que también se necesita mucha motivación; dando prioridad al plan de evangelización; es necesarios, que nos apoyemos unos con otros que podamos impulsar el evangelio a través de diferentes medios atreves de la radio o personal mente . ser humildes y sabios para poder ser un ejemplo para llevar la palabra: “Es necesario y urgente, renovar nuestra mente”, para que nada estorbe, y así alcanzar la meta propuesta de Dios.Es tiempo que nos comprometamos – TODOS – a ser un verdadero discípulo; a ser un ganador de almas para el Reino de Dios; y hacer lo que verdaderamente Él Señor Jesucristo nos ha mandado. Porque un discípulo es aquel que escucha las enseñanzas del Maestro, que aprende de él y que anda según sus enseñanzas.